Hasta luego, goldo!

El amor puede venir de varias maneras, en dos patas, en cuatro e incluso en ocho patas; cuando tenemos una mascota por varios años, sentimos que es parte de nuestra familia, una parte de nosotros que mimamos, y queremos con celo.
No importa cuántas razas tengamos, ni cuántos lleguemos a tener, siempre recordaremos a Tarzan, a Ñoño, a Andy, a TresPatines, a Chivirica, a Joaquín, y a Yankee, etc., siempre recordaremos su nombre, sus travesuras, sus ladridos, sus maullidos, las pelas que algún día le dimos para que no matara a las gallinas del patio, para que no “ensuciara” dentro de la casa, o para que solo se tome su medicina.
Cuando una mascota nos dice adiós, es difícil corresponderle el gesto de despedida, solo nos queda, decirle un hasta luego, y los recuerdos que tenemos de ellos vivirlos cada segundo, con la emoción de sentirnos correspondidos por un amor de cuatro patas.

In memorian

Yankee
Agosto 10, 2009
R.I.P.

Advertisements

3 comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s