Reflexión # 4.0

Pi, pi, pi, pi … suenan las bocinas, murmullos, susurrros, “vociadera”, una Disco Light con Omega, pero muy muy en el fondo, lágrimas, tristezas, cervezas por los aires, la multitud en marcha … flores sobre el carro fúnebre….

– y quien murió? –

Pregunta un joven, quien estaba atascado en el tapón ocasionado por la muchedumbre que despedía a J*vi*lit* … sí… J*vi*lit*

El joven confuso con los sentimientos en contraste, con la incógnita de qué persona “tan querida”, o “celebridad”, se trataba tan extraña despedida, le pregunta a una doña, quien gozaba/ lloraba? en el velatorio ambulante:

Joven -Doña, disculpe, ¿Quién murió?
Doña – ayyy, mataron a J*vi*lit*.
Joven: Ahhh, y ¿quién es J*vi*lit*?
Doña- ¿Y tu no conoces a J*vi*lit*?, IGNORANTE
… Entre palpitaciones, segundos corriendo, y un silencio álgido … un sentimiento de culpa disfrazado de curiosidad, se apoderó del “joven “ignorante”.

Moraleja:
Apréndete el nombre de los capos y asesinos de por tu casa,

y evita ser un ignorante.



.

**OciosoBlogger se reserva el derecho de informar de quien se trataba el velatorio contentoso, por temor me manden a asesinar.

Advertisements

3 comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s